Novedad

Mastitis

Dos planes: uno para disminuir la tasa de nuevas infecciones de mastitis y otro para aumentar la tasa de curaciones ...

Dos planes: uno para disminuir la tasa de nuevas infecciones de mastitis y otro para aumentar la tasa de curaciones de las infecciones ya existentes.

La mastitis causa pérdidas económicas múltiples y la prevención es la mejor inversión. Esta enfermedad altamente prevalente en el ganado lechero, es una de las enfermedades más importantes que afecta mundialmente la industria lechera, ya que ocasiona pérdidas económicas muy fuertes a todos los productores debido a la disminución en el rendimiento del líquido y un aumento en el número de tratamientos clínicos y desecho temprano de vacas.
Cada hato lechero con problemas de mastitis y de calidad de leche debería conocer sus causas y así la mayoría de sus problemas tendrían solución. Tomar conciencia de esto es importante porque provoca el desafío de buscar los motivos o las causas. El productor lechero y asesores actuantes deben formar un equipo para encontrar el origen y ofrecer soluciones de acuerdo al sistema de producción donde se actúa.

Planes y medidas para el control de mastitis

La instauración de planes para el control de la mastitis tiene un momento importante en la declaración del ya conocido plan de los cinco puntos para el control de mastitis bovina.
Este plan fue la primera forma estandarizada para aplicar medidas preventivas de la mastitis y logró reducir la prevalencia de patógenos contagiosos (Estreptococos agalactiae y Staphylococcus aureus).

Hoy en día, estos planes han sido modificados adoptando mayores medidas de prevención y también planes para aumentar la curación de los casos ya existentes. Un ejemplo de los dos planes a seguir es el siguiente:

Plan 1. Disminuir la tasa de nuevas infecciones
1. Correcto funcionamiento y operación del equipo de ordeño. Los niveles de vacío en la unidad de ordeño deben fluctuar lo menos posible. Las fluctuaciones pueden reducirse considerablemente evitando las entradas de aire o deslizamientos de la unidad durante el ordeño, y cortando el vacío de la unidad antes de que las pezoneras sean removidas. El regulador de vacío debe ser mantenido limpio y su exactitud debe monitorearse en forma regular. Las pezoneras deben cambiarse regularmente (2500 a 5000 ordeños según su material).
2. Rutina de ordeño fisiológica e higiénica. Los pezones deben ser limpiados y secados antes del ordeño. Si la leche se filtra, la presencia de partículas (material sólido) en los filtros indica una limpieza insuficiente del pezón durante la preparación de la ubre o la falta de higiene durante la colocación y remoción de la unidad de ordeño.
3. Uso de desinfectantes de pezones post ordeño. Las investigaciones indican que el grado de nuevas infecciones puede disminuir en más del 50 % cuando un desinfectante adecuado se utiliza para sumergir o rociar los pezones completamente. El sellado de pezones post-ordeño es más efectivo contra S. aureus y S. agalactiae, las dos bacterias productoras de mastitis más contagiosas.
4. Manejo ambiental de las vacas entre los ordeños.
5. Lavado y desinfección de los equipos de ordeño y de frío.
6. Antibioterapia al secado. El uso efectivo de un antibiótico a largo plazo colocado en cada cuarto de la ubre en el último ordeño de la lactancia, reduce la incidencia de nuevas infecciones durante el período de seca.
7. Posible uso de vacunas para E. Coli y Staphylococcus aureus.

Plan 2. Aumentar la tasa de curaciones de las infecciones ya existentes
1. Buena detección y tratamiento rápido y apropiado de los casos clínicos.
2. Registro y descarte de los casos crónicos. Generalmente este método es efectivo debido a que en la mayoría de los hatos, solamente el 6 a 8 % de todas las vacas son las responsa- bles de 40 a 50 % de todos los casos de mastitis.
3. Antibioterapia al secado. La terapia de secado de las vacas es la mejor forma de curar las mastitis crónicas y subclínicas que durante la lactancia son tratadas muy rara vez.
4. Posibilidad de tratamientos durante la lactancia de los cuartos subclínica- mente infectados por Streptococcus agalactiae, luego de un análisis bacteriológico de los animales con CCS/ml altos persistentes. La relación costo/ beneficio de tratar infecciones subclínicas por Staphylococus aureus durante la lactancia no es económicamente viable en la mayoría de los casos

La implementación de todas estas pautas apunta a controlar la mastitis por diversas causas. Es especialmente importante establecer qué tipo de mastitis y bacterias son las que afectan al ganado y establecimiento.
El tipo de mastitis y sus bacterias causantes puede determinarse por medio del cultivo de leche de los tanques de enfriamiento en los hatos lecheros y también con base al cultivo de muestras individuales de casos de mastitis. Los datos obtenidos de los cultivos ayudan a establecer una prioridad en la aplicación de las medidas de control de mastitis.
La importancia de aplicación de las medidas de prevención y control de mastitis para aumentar nuestra producción y por lo tanto la rentabilidad de nuestros establecimientos.

Diego J. González
Médico veterinario Responsable técnico Laboratorio Weizur